diastasis abdominal

¿Qué es la diastasis abdominal?

La diastasis abdominal o diastasis de rectos es la separación que se produce cuando los músculos abdominales quedan separados de la llamada linea alba por un debilitamiento de esta.

Pero para entenderlo mejor vamos a explicar un poco qué son los rectos y cual es su función.

Los rectos abdominales

Los rectos son los músculos que nos ayudan a estar erguidos. Hay uno a la izquierda y otro a la derecha y están unidos por una fibra o tejido de colágeno que va desde las costillas hasta el final del abdomen, la linea alba.

A estos rectos se les conoce como la famosa “tableta de chocolate” y es importante tenerlos con un tono muscular activo, ya que están ligados a otras zonas como el suelo pélvico y las lumbares, que también sufren si el abdomen está debilitado.

Todos estos músculos protegen la columna vertebral, que es el eje de nuestro cuerpo, y nos ayudan a tener una postura correcta.

diastasis abdominal

Causas de la diastasis

La gran mayoría de personas que sufre diastasis de rectos son las mujeres que han estado embarazadas y, sobretodo, las que han tenido un embarazo gemelar o un bebé con más de 4 kilos al nacer.

Al estar embarazadas el cuerpo tiene que hacer sitio al crecimiento del útero y los músculos abdominales se deben separar para dejar sitio al bebé que está creciendo.

El sobrepeso durante el embarazo también puede causar que los músculos no vuelvan a recuperar su posición una vez nos hemos recuperado del parto.

Pero también existen otras causas que pueden desencadenar que una persona, hombre o mujer, sufra esa separación de los rectos.

  • El sobrepeso
  • La extra ejercitación de los abdominales: hacer ejercicios abdominales directos puede ayudar a que los músculos se separen.
  • Tos crónica: debido a la presión que se ejerce en el abdomen.
  • Edad: con la edad los músculos se debilitan.
  • Sedentarismo: como hemos indicado antes es importante tener un core ejercitado para que los músculos no se debiliten.
  • Estreñimiento: los esfuerzos para ir al baño pueden aumentar la separacion de los músculos.
  • Una mala cicatrización de una cirugía de cesárea: aunque la cicatriz es horizontal en la piel, la apertura interior se hace de manera vertical y una mala cicatrización puede producir diastasis.

Tipos de diastasis

La separación de los rectos se puede dar en diferentes zonas de nuestro abdomen y tener diferentes grados.

Diastasis tipos

¿Cómo saber si se sufre diastasis abdominal?

Lo mejor para saber si sufres diastasis abdominal es ir al medico o a un fisioterapeuta para que lo diagnostique, pero si quieres ir haciendo la prueba antes hay un método muy sencillo que puedes hacer tú misma.

Desde aquí tienes toda la información de cómo autovalorarte, con video explicativo.

autoexploración
Fuente: Clínica de Fisioterapia Vicetto

La separación de los rectos puede tener diferentes medidas. Si te entran más de dos dedos ya se puede decir que tienes diastasis abdominal, pero no debes asustarte porque hay maneras de poder retroceder la apertura. Echa un vistazo a los tratamientos que propongo.

Síntomas de la diastasis

A parte del problema estético que puede generar la diastasis hay otros síntomas o molestias derivadas de este problema.

  • Dolores de espalda
  • Gases
  • Estreñimiento
  • Malas digestiones
  • Incontinencia urinaria
  • Propalso vaginal
  • Hinchazón abdominal

¿Cómo evitar o prevenir la diastasis?

Mantener una dieta equilibrada y practicar ejercicio físico son las mejores recomendaciones para una vida más saludable, y por supuesto, para evitar una posible diastasis ya que ayuda a evitar las malas digestiones, el estreñimiento e incluso el hinchazón abdominal.

Hay que evitar en la medida de lo posible realizar demasiados abdominales directos ya que pueden afectar a los músculos por el esfuerzo presión que ejercen sobre ellos.

Otra recomendación importante es que si quieres volver a quedarte embarazada intentes hacerlo una vez que te has recuperado del anterior embarazo y de esta manera no agravar las posibles complicaciones.

Complicaciones de la diastasis

Como hemos indicado anteriormente la diastasis de rectos produce dolor de espalda, sobretodo en la zona lumbar, porque no están protegiendo como es debido nuestra columna y esta se sobrecarga al hacer cualquier tipo de ejercicio rutinario.

Una de las mayores complicaciones es que se pueda producir una hernia discal o una hernia de la pared abdominal.

¿Qué es una hernia discal?

Una hernia discal o de disco es un desgarro del núcleo de uno de los discos que se encuentran entre las vertebras debido al desgaste o a una lesión.

Cuando el anillo que envuelve el núcleo se ve presionado por esa lesión puede causar dolor lumbar, pero cuando el núcleo se fractura o hernia y sobresale a través del anillo es cuando ya es una lesión lumbar más grave.

hernia de disco

Hernia abdominal

Una hernia de la pared abdominal es una protuberancia en el abdomen producida por algún órgano.

Esto se debe a que al padecer diastasis la pared abdominal no está protegida y al realizar algún esfuerzo físico los órganos pueden sobresalir provocando una bolsa o saco llamado hernia.

Hay que tener mucho cuidado con estas bolsas o bultos ya que pueden llegar a estrangularse y eso requeriría de una operación para liberar la hernia y fijar el órgano en su posición correcta.

hernia abdominal

Otras complicaciones

Antes hemos indicado que el abdomen está ligado al cuidado de nuestra postura a través de la columna vertebral, pero también está vinculado a nuestro suelo pélvico. Por esta razón padecer incontinencia urinaria y prolapso vaginal o de vejiga son algunas otras complicaciones de la diastasis.

¿Cómo cerrar la diastasis de rectos abdominal?

Hay diferentes tratamientos y recomendaciones que pueden ayudar a que la diastasis abdominal se pueda corregir o simplemente que no se agrave.

En el apartado Tratamientos lo vamos a analizar más a fondo, pero esto son los que existen hoy en día:

  • Ejercicios hipopresivos
  • Ejercicios de activación del core
  • Uso de fajas especiales
  • Electroestimulación
  • Alimentación saludable
  • Pilates clínico
  • No realizar ejercicios abdominales tradicionales

¿En qué casos se aconseja operar la diastasis?

Si la separación de los rectos es superior a los 4 centímetros será muy difícil corregirla a través de ejercicios especializados y se deberá llevar a cabo una solución quirúrgica según las necesidades del paciente.

La cirugía más utilizada es la plicadura de rectos, que no es más que coser ambos lados de los músculos y unirlos por la linea alba con una costura.

En los casos en que la piel ha sufrido una rotura, una simple plicadura de rectos no corrige ni elimina esa piel sobrante y habrá que optar por una abdominoplastia.

También existen cirugías mínimamente invasivas por laparoscopia que pueden ayudar a recuperar la tensión en los músculos abdominales.

doctor

Si queréis saber qué operaciones se están realizando para corregir la diastasis, en el apartado Cirugías podéis encontrar toda la información más detallada.


RESPONDEMOS A VUESTRAS PREGUNTAS

PREGUNTAS FRECUENTES
– ¿Quién diagnostica la diastasis abdominal?

En una revisión ginecológica se puede diagnosticar pero suelen derivar al médico general para una mejor revisión.
También un fisioterapeuta puede informarte de si padeces diastasis de rectos.

– ¿Cómo evitar la diastasis abdominal?

Ya hemos hablado antes de cómo prevenirla, pero lo más importante es tener una rutina de alimentación sana y ejercicios que no produzcan presión a la pared abdominal (abdominales clásicos).
Una buena postura corporal también nos puede ayudar.

– ¿Quién opera la diastasis abdominal?

Muchos médicos creen que es un simple problema estético, sobretodo si no presenta hernia o eventración, y lo derivan a cirujano estético, pero es un cirujano general el que tiene que hacer la valoración y, en casos graves, realizar la operación.

– ¿Cómo evitar diastasis abdominal durante el embarazo?

Durante un embarazo no se puede evitar ya que los músculos se abren para dejar crecer el útero, pero que una vez tras la recuperación tras el parto vuelvan a su lugar puede estar en nuestras manos.
Cuidar el peso durante la gestación es importante, al igual que no hacer esfuerzos grandes y cuidar la postura.

– ¿Cómo se si tengo diastasis?

Más arriba hemos indicado la manera “casera” de poder determinar nosotros mismos si sufrimos esta disfunción abdominal.
Tumbado boca arriba con las rodillas flexionadas vamos a intentar mirarnos el ombligo. Una vez en esa postura vamos a intentar ver si podemos meter algún dedo en la separación que se crea en la linea alba. Si la separación es de unos 2,5-3 centímetros ya podemos hablar de diastasis abdominal.

– ¿Puedo usar faja para corregir la diastasis?

La faja es uno de los tratamientos que se puede usar para ayudar a cerrarla o mejorarla, pero no se debe usar muy seguido, sólo unas horas al día ya que el músculo se puede acostumbrar y llegar a atrofiarse.

– Segundo embarazo teniendo diastasis ¿si o no?

Lo más importante es estar recuperada del embarazo anterior y haber ejercitado el abdomen para que esté preparado para otro embarazo.
No tiene porque agravarse si te cuidas.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Rosa

    Está genial esta web, me encanta la información tan valiosa para la mujer…

Deja un comentario