Con 29 años di a luz a mi primer hijo. Durante el embarazo tuve mucha barriga y me dolía la zona del ombligo, incluso la tenía morada, exactamente, por encima, justo donde tengo ahora la diástasis. 
Tras dar a luz noté que me dolía la barriga al tener al bebé encima del vientre, dormir de lado o hacer alguna postura que implicava encorvarme hacia delante.

Además, pasaban los meses y la barriga de embarazada no desaparecía y en la zona del ombligo había una separación.  También tenía unos dolores lumbares terribles.
Como casi todas las que padecemos diástasis, tuve que informarme por mi cuenta, ya que en la seguridad social no le dan la más mínima importancia. 

Me puse manos a la obra y estuve cuatro meses haciendo hipopresivos. Sin embargo, la barriga seguía igual. Me dolía si me acostaba de lado, si apoyaba al bebé en ella… Cosas como llevar el carro de la compra me molestaban. 
En diciembre de 2019 me uní al grupo de Facebook DIASTASIS ESPAÑA. En él, las personas que tienen diastasis cuentan sus experiencias y ayudan a las que tienen dudas, asesorandolas también a la hora de encontrar un profesional que pueda valorarlas. Durante el confinamiento informaron de que la clínica Vicetto iba a dar una charla online y me apunté. Tras la charla, tuve una cita online con Rafael y decidí empezar con el tratamiento Stop Diastasis.  

Sinceramente, no puedo estar más contenta. Ojalá lo hubiera hecho antes. Desde la segunda semana pude dormir de lado, cosa que llevaba desde nació mi hijo sin poder dormir en esa posición. Los dolores de espalda desaparecieron, puedo realizar posturas que antes no podía. Además he mejorado la postura de la columna.

También he perdido peso por las pautas de alimento recomendadas.

En definitiva, estoy muy contenta.

stopdiastasis